Basílica de San Marcos

Las 5 principales atracciones en la Basílica de San Marcos

feature-box_0

Pala d'Oro

De las joyas de la corona de la Basílica de San Marcos, la más preciada es la Pala d'Oro. Con 3.45 metros de longitud y 1.40 metros de altura, este retablo bizantino es un panel de oro incrustado con cientos de gemas que incluyen 1,300 perlas, 300 esmeraldas, 300 zafiros, 400 granates, 100 amatistas, junto con rubíes y topacios. Se sabe que Napoleón robó unas cuantas en 1797, pero se aprendió la lección y actualmente, estas preciosas gemas están custodiadas por un cristal protector. Hecho a mano por orfebres de Venecia y Constantinopla, este altar está enmarcado en un arco románico en la parte superior y un arco gótico en la parte inferior.

feature-box_1

El Santuario

Hogar de los tesoros recolectados a lo largo de los siglos - 283 piezas en oro, plata, vidrio y otros materiales preciosos para ser exactos - el santuario de la basílica está situado a la derecha del altar principal y se puede acceder a él desde la esquina del transepto sur. El santuario tiene artículos divididos en cuatro secciones: 

  1. Objetos de la Antigüedad y de la Alta Edad Media como dos hermosas lámparas en forma de pez esculpidas en cristal y ánforas talladas en un solo bloque de ágata. 
  2. Obras de orfebrería bizantina, incluyendo cálices esmaltados cloisonné y dos iconos portátiles del Arcángel Miguel. 
  3. Objetos del arte islámico como el cuenco de cristal turquesa con animales estilizados en relieve tachonados de piedras semipreciosas
  4. Objetos de origen occidental, incluyendo el famoso brasero de perfumes.
feature-box_2

Museo di San Marco

Al entrar en el museo de San Marcos, encontrarás la famosa Cuadriga Triunfal (los cuatro caballos de bronce).  Establecido a finales del siglo XIX, este museo contiene la pintura de Paolo Veneziano sobre madera, usada como cubierta para la Pala d'Oro, ilustrando historias de la vida de San Marcos. También encontrará tapices de Gobelino de los siglos XIII al XVI, esculturas bizantinas del siglo XII, alfombras persas, vestimentas litúrgicas, manuscritos iluminados con los textos de las liturgias de San Marcos y fragmentos de antiguos mosaicos retirados durante la restauración en el siglo XIX.

feature-box_3

Incrustaciones de mármol

Después de la Cuarta Cruzada en 1204, Venecia fue inundada con preciosos mármoles de Constantinopla. Estos mármoles, al construir la basílica, se usaron de manera simbólica en base a sus características y color. Por ejemplo, el pórfido rojo fue considerado la piedra más preciosa y asociado con el poder imperial y divino. Por lo tanto, se utilizó para el grupo de pórfido de los Tetrarcas en la fachada sur y en el interior de la tribuna del dux. Otro mármol precioso era el mármol pavonazzetto (identificado por marcas violetas o rojizas) y se utilizaba en las columnas del ábside, que se consideraban como privilegios.

feature-box_4

Tumba de San Marcos

En 1063, cuando se encargó la construcción de una nueva basílica, las ruinas de los edificios anteriores se transformaron en una cripta y la nueva basílica se construyó encima de ella. La tumba de San Marcos yace en esta cripta. Tras las obras de restauración de la basílica, la cripta fue finalmente reabierta en 1889. Situada debajo del presbiterio, la tumba del gran evangelista fue recientemente víctima de una controversia que le dejó atónito cuando un historiador británico afirmó que la tumba contenía los huesos de Alejandro Magno. Sin embargo, todavía hay pruebas sustanciales que confirman esta teoría.

Selecciona tus entradas

Visita guiada sin filas a la Basílica de San Marcos
Acceso sin filas: Visita guiada a la Basílica de San Marcos y al Palacio Ducal + Palacios Reales
Acceso sin filas: Basílica de San Marcos, Palacio Ducal y visita guiada a pie por Venecia
Visita guiada sin filas a la Basílica de San Marcos con paseo en góndola
Acceso sin filas: Basílica de San Marcos con visita guiada a pie por Venecia